¿Cómo escalar tu producto con Growth Hacking?

Esta estrategia es una metodología que permite un crecimiento exponencial al negocio. En qué consiste este método y cómo se aplica es lo que te contaremos en esta nota.

El español Luis Díaz del Dedo, autor del libro ‘Growth Hacking: Supera el reto de crear productos digitales exponenciales’ (2019), afirma que las empresas que experimentan este método pueden conseguir al menos un 12% más de tráfico en sus páginas web y logran lanzar un 18% más de productos al mercado. Y tú, ¿has trabajado con esta estrategia?

Growth Hacking tiene como objetivo encontrar oportunidades que permitan un crecimiento rápido para la empresa. Esta metodología es experimentación en todo momento, ya que se necesitan identificar los puntos críticos.

En esta etapa de experimentación se recolectan ideas que surgen desde adentro de la empresa y desde los distintos departamentos de ésta. Se arman hipótesis y luego se realizan experimentos para poder probarlas. Si esto se logra, se convierte en un proceso repetible y escalable, lo que optimiza el tiempo y presupuesto que se destina a dicha tarea.

Este proceso se hace especialmente cuando el producto aún no ha encajado bien en el mercado o cuando es un nuevo lanzamiento. En este caso, es muy importante analizar y conocer los puntos débiles, los que se pueden identificar mirando los KPIs de la empresa, como las visitas a la página web, si se está llegando a los clientes potenciales o el número de ventas, entre otros.

Entonces con el Growth Hacking se detecta el punto crítico, que, por ejemplo, puede ser la no llegada a clientes nuevos, y se comienzan a experimentar distintas estrategias para lograr llegar a ellos y elegir la forma más efectiva para llevarla a un proceso.

Es importante recalcar que cada compañía tiene KPIs distintos, por esto es importante también definirlos y planificarlos, porque si no están claros, ahí es cuando las empresas realizan estrategias en vano. El Growth Hacking siempre apunta a objetivos.

El Growth trabaja muy de la mano con la tecnología, como automatizaciones, con análisis de datos, con estrategias comerciales eficientes y con el “journey del consumidor”, ya que se necesita saber qué piensan, cómo reaccionan y qué los motiva durante la jornada de compra.

Entonces, ¿qué se necesita para poder aplicar el Growth Hacking? 

  • Objetivo: definir claramente cuál es el objetivo del Growth Hacking.
  • Hipótesis: desarrollar hipótesis basadas en el conocimiento y la intuición de los profesionales.
  • Experimentos: realizar pruebas que comprueben la eficiencia de la hipótesis.
  • Herramientas: usar herramientas de prueba, análisis y automatización.

El Growth Hacking es un experimento explorador y creativo que busca oportunidades de crecimiento y trabaja con mira a los resultados. Es una estrategia esencial para poder posicionar tu producto de una manera más rápida y con menos presupuesto. Con esta metodología no dependes de una gran inversión en publicidad, ya que el Growth experimenta para poder resolver cómo hacer tu producto escalable, con procesos repetibles y sin gastar tanto tiempo ni dinero.

Y hay que tener claro que en el Growth Hacking los experimentos solo se convierten en procesos después de ser probados y validados.

Si quieres saber más sobre nuestro servicio de Growth Hacking puedes enviarnos un WhatsApp al +56 9 8635 7604, ¡y agendemos una reunión!

2 comentarios en «¿Cómo escalar tu producto con Growth Hacking?»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.