fbpx

En algún punto del negocio, el marketing es la clave para seguir creciendo y diferenciarse de la competencia. La necesidad por entender al público, mejorar el producto o servicio y, por supuesto, aumentar las ventas, obliga a que cualquier empresario reconozca la necesidad de acudir al marketing como una inversión.

Pero, ¿qué es marketing?

Lo primero que debemos saber es que marketing es un concepto de origen inglés que se ha traducido al español como “mercadotecnia” o “mercadeo”. Por lo tanto, cualquiera de estos tres términos se refiere a lo mismo.

Conceptos de marketing

Ahora, en el ámbito académico, muchos autores han querido dar su propia definición al marketing. Para el economista estadounidense Philip Kotler, considerado “El padre de la mercadotecnia”, se trata de un proceso tanto administrativo como social que le permite a determinados grupos obtener lo que necesitan o desean gracias al intercambio de productos o servicios.

El catedrático de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) John Howard explica que este proceso consta de 5 etapas: 1) Identificación de necesidades del consumidor, 2) Conceptualización de esas necesidades, 3) Comunicación de ese análisis a los directores de la empresa, 4) Nueva conceptualización producto del análisis de mercado y objetivos de la empresa, y 5) Comunicación de la conceptualización final a los consumidores. Por esta razón, el marketing se resume para la American Marketing Asociation (AMA) como “la actividad, conjunto de instituciones y procesos para crear, comunicar, entregar e intercambiar ofertas que tienen valor para los clientes, socios y la sociedad en general”.

El marketing considera entonces las necesidades de los clientes y los objetivos de la empresa para ofrecer un producto o servicio que ayude de la mejor manera posible a que ambas partes queden satisfechas con sus expectativas. Todas las acciones que la empresa ejecute para que esto ocurra podemos acobijarlas con el concepto de marketing.

Es por esto que los especialistas del marketing usualmente centran todas sus tareas en las denominadas “Cuatro P”, establecidas por el propio Kotler: Producto (lo que se vende), Precio (compensación económica), Plaza (distribución) y Publicidad (promoción).

Qué es marketing digital

Una vez que tenemos claro el concepto de marketing, es más fácil aproximarnos a la definición de una de sus variantes más interesantes e importantes en estas últimas décadas: el marketing digital.

Como podríamos deducir, el marketing digital es el proceso descrito anteriormente pero desarrollado en el mundo online, el de los denominados “medios digitales”. Es decir, en buscadores web, redes sociales, blogs, portales informativos, aplicaciones o appse-mails, sistemas de afiliados…

Al hablar de marketing digital también nos podemos referir a “mercadotecnia en internet”, “mercadeo en línea”, “marketing online” o “e-marketing, dependiendo del uso que se le dé en cada país. Todos se tratan del mismo conjunto de informaciones y acciones que se ejecutan en medios digitales con el objetivo de promover empresas y productos.

A diferencia del marketing tradicional, estas acciones ocurren en un mundo donde ahora el cliente tiene más opciones de interacción y, por lo tanto, hay una mejor retroalimentación.

Ventajas del marketing digital

Con el marketing digital empezamos a hablar de inmediatez, alcance global, conversaciones directas público-marca,  mediciones de datos en tiempo real y precisiones en el público objetivo.

Los contenidos en redes sociales o cualquier tipo de páginas web se publican en la internet con solo hacer un clic. Desde ese momento, esos contenidos están visibles para toda la red, por lo tanto nuestro producto o servicio no se exhibe solo en nuestro país o región, sino que puede llegar a cualquier parte del mundo donde haya conexión a internet.

Además, el público puede reaccionar a ese contenido: opinar, aprobar, rechazar o recomendar la información que está recibiendo de parte de nuestra marca. Y nosotros también le podemos responder en el acto. Esto genera una conversación directa entre marca y público que hace más efectiva la construcción de relaciones.

La posibilidad de ver los resultados de cada contenido en tiempo real nos permite también tomar decisiones de forma más rápida: mantener una información si resultó atractiva para la comunidad digital, eliminarla si no logró los resultados que pretendíamos o replantear los contenidos para próximas publicaciones.

Pero eso no es todo. Una vez que sabemos qué ofrecemos y a quién se lo ofrecemos, hasta podemos determinar con precisión casi quirúrgica el perfil de ese cliente al cual nuestra marca debe llegar, y a un costo muy asequible. Las nuevas tecnologías permiten segmentar la promoción de contenido por edad, sexo, residencia, idioma, intereses, disponibilidad horaria, entre muchos otros datos que puedan ser relevantes para nosotros. Incluso el marketing digital actual permite segmentar los públicos por eventos: elecciones, vacaciones, nacimientos, mudanzas, matrimonios…

En la televisión, la radio o en los diarios, el alcance tanto del público como de la marca es más limitado, porque están determinados por condiciones geográficas, capacidades de producción o tiempo y generalmente manejan un mensaje unidireccional. Con ellos también tenemos enormes dificultades para precisar el impacto o el retorno de inversión de las publicidades que hacemos con cada marca.

Podemos afirmar entonces que el marketing digital ha significado una evolución radical del marketing gracias a la tecnología y que actualmente representa una gran oportunidad, al alcance de la mayoría, para lograr los objetivos que como marca nos hemos trazado.

Opciones del marketing digital

La aplicación del marketing digital reúne un conjunto de estrategias y técnicas puntuales que van en aumento y cambian a un ritmo trepidante. En este abanico de opciones para desarrollar nuestro marketing digital, han destacado las siguientes:

SEO o Search Engine Optimization: se trata del posicionamiento natural para marcas en buscadores web como Google. Las estrategias sobre el contenido de una publicación digital para mejorar el SEO buscan que ese contenido aparezca en las primeras páginas de los buscadores.

SEM(Search Engine Marketing) o Marketing de buscadores: también pretende el posicionamiento de nuestra marca en buscadores web, pero para hacerlo debemos pagar.

E-mail marketing o marketing por correo: son las acciones que se ejecutan vía correo electrónico para mantenernos en contacto con nuestros clientes.

Inboud marketing o marketing de contenidos: aquí realizamos prácticas que pretenden facilitar el camino para que cualquier persona encuentre y reconozca nuestra marca.

Publicidad display o anuncios digitales: son las promociones de marca que aparecen en distintas situaciones mientras navegamos por internet. Puede ser un banner, que es como una vaya publicitaria que está en un portal web, o un anuncio, que es similar a un comercial televisivo pero que se le reproduce solo al público que hemos segmentado.

Mobile marketing: se refiere a todas las adaptaciones que hacemos de nuestro contenido digital para los dispositivos móviles. También se conoce como Mobile first, es decir, que es pensado primero para móviles.

Social media marketing: consiste en crear una identidad propia para las marcas que usan las redes sociales. Aquí se determina su estilo, tono, los temas a tratar y otros aspectos como la frecuencia de publicación, horarios o protocolos de respuestas.

Marketing de afiliados o partners digitales: son las relaciones comerciales que se establecen entre nuestra marca y terceras partes (otras marcas, influenciadores o vendedores independientes).

Remarketing o retargeting: consiste en impactar una vez más a personas que ya han visitado nuestra página, comercio o aplicación.

E-commerce o comercio electrónico: son tiendas virtuales. En vez de tener un local físico, los productos se publican en la web y allí mismo se realiza toda la transacción comercial que el cliente desea.

Analítica digital y analítica web: aquí nos referimos al estudio y análisis de los datos que generan los usuarios cuando visitan los canales digitales de nuestra marca (sitio web, aplicación o redes sociales).

Aplicación o appson programas especiales con características únicas y temas definidos que se pueden ejecutar desde tabletas o teléfonos móviles. Existen apps (por la abreviación del término inglés application) para redes sociales, juegos, servicios financieros, e-commerces, entre muchas opciones más.

Diseño UX/UI: es el diseño pensado para el usuario que interactúa con la marca en su sitio web o en su aplicación. Se diseña para que su experiencia sea amigable y satisfactoria.

Como todo en el marketing digital, la premisa de esta acciones es que puedan ser medibles. Para hacer estas mediciones, los especialistas en marketing emplean los Key Performance Indicator KPI´s, según sus siglas en inglés. Son los indicadores clave de desempeño, que se usan para hacerles un seguimiento inteligente y analítico a los resultados asociados con los objetivos de nuestra marca.

Los KPI´s son muy variados y su empleo dependerá de la naturaleza de la actividad comercial para cada marca. Los más comunes son: ROI (Retorno de inversión), CPA (Costo por adquisición), CTR (tasa de clics), Alcance (orgánico o pago), Tiempo de permanencia, Tasa de rebote, Seguidores/suscriptores, Engagement, etc.

En definitiva, el marketing digital representa una disciplina fundamental para el destino de nuestra marca. Sus mejores resultados dependerán de lo sensato que seamos al poner tales responsabilidades en las manos adecuadas. Por eso siempre recomendamos delegar este dinámico, interesante y desafiante mundo a los especialistas en marketing digital. Solo ellos determinarán, con mayor precisión y rapidez, las formas más convenientes y efectivas que tenemos para que alcancemos nuestros objetivos.

¿Quieres asesorarte con especialistas en marketing digital? Conversemos aquí

Dejame un comentario