fbpx

Automatización, una vía para reducir trabajo y disfrutar más la vida

By Marketing digital No Comments

El trabajo ha sido la fuente principal de sustento para los seres humanos desde hace siglos. La prestación de servicios y el empleo de ciertas habilidades a cambio de una recompensa económica han dictado la norma desde los primeros registros de nuestra civilización.

Pero hoy, en medio de sociedades con una abundancia inédita y un consumismo que nos ha impulsado a acumular cada vez más cosas, trabajar se ha convertido casi en una obsesión para el ciudadano promedio, que aspira a tener cada vez más, independientemente de lo que deba sacrificar. Incluso si eso se trata de su propio tiempo de vida.

Actualmente, millones de ciudadanos en todo el mundo pasan más horas en su trabajo que en la casa junto con su familia. La mayoría de ellos alega que solo así podrán obtener mejores resultados laborales y, por ende, mejor recompensa salarial. Sin embargo, este tiempo invertido a veces no se traduce en mejores resultados para sus empresas.

El último informe de productividad de la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ubicó a Chile como el quinto país menos productivo dentro de sus países miembros, a pesar de tener una de las jornadas laborales más extensas. Los chilenos generan por hora de trabajo apenas 27 dólares (el promedio en OCDE es 55 dólares) y pasan al menos 1.941 horas trabajando al año (en los países de la OCDE trabajan alrededor de 1.760 horas anualmente). Por lo tanto, las horas de trabajo no siempre son proporcionales al aumento de productividad. Entonces, ¿qué podemos hacer para ser más productivos en nuestros trabajos y dejar de sacrificar más tiempo personal?

Es en este punto donde la tecnología alza la mano para proponer soluciones. Y es que los avances tecnológicos son realmente revolucionarios cuando actúan en pro del desarrollo y bienestar social. Paradójicamente, hoy seguimos trabajando tanto o más que hace décadas, aun cuando tenemos herramientas útiles para hacer nuestras tareas más fáciles. Con tecnología podemos trabajar menos y tener mejores resultados laborales. Es decir, vivir mejor.

Automatización, el camino fácil

La automatización se trata de un sistema en el cual las tareas de producción, que son realizadas habitualmente por operadores humanos, se transfieren a un conjunto de elementos tecnológicos. Así, nuestras labores como trabajadores quedan en manos de máquinas más eficientes, y nosotros recuperamos tiempo para hacer otras cosas.

Un sistema automatizado consta principalmente de dos partes: una operativa, que actúa directamente sobre la máquina y comprende todos los elementos (motores, cilindros, software…) que hacen que la misma se mueva y realice la operación deseada. Y también cuenta con una parte de mando, que se refiere a un autómata programable, el cual debe ser capaz de comunicarse con todos los elementos de este sistema automatizado.

La automatización persigue como objetivos la mejoría en distintos ámbitos de una empresa:

  • Aumentar la productividad de la empresa. Así se pueden reducir los costos de producción y mejorar la calidad del producto o servicio.
  • Ofrecer mejores condiciones de trabajo al personal. Con esto se suprimen labores complejas y se incrementa su seguridad.
  • Realizar operaciones imposibles de controlar intelectual o manualmente.
  • Aumentar la disponibilidad de productos en cantidades y momentos precisos.
  • Simplificar los procesos de producción para reducir tiempos de trabajo.
  • Integrar eficientemente la gestión y producción.

Esta automatización es posible y cada vez más efectiva gracias a los avances tecnológicos, con los cuales se pueden construir sistemas para gestionar procesos o formas de interacción más fácil e intuitivamente. Esta practicidad de los nuevos softwares también le permite a cualquier empresa posicionarse mejor en un entorno VUCA.

Volátil, incierto, complejo y ambiguo. Así se define un entorno VUCA (acrónimo en inglés formado por los términos Volatility (V), Uncertatinty (U), Complexity (C) y Ambiguity (A)). Este concepto, que fue inventado por los soldados norteamericanos en la década de los noventa, se refiere a los escenarios actuales, en los cuales las empresas están obligadas a adaptarse velozmente a los cambios que demanda el mundo.

El entorno VUCA se presenta en casi cualquier sector profesional: servicios, industria, tecnología, banca… y nos invita a estar alertas al futuro inmediato. Para vivir en un contexto así es imprescindible adquirir conocimientos de forma constante. Solo así podemos predecir tanto los cambios que se avecinan como las acciones que debemos ejecutar para tener mejores resultados.

Automatización del marketing

En este dinámica de cambios incesantes y veloces, hay un área muy especial del contexto empresarial que se mantiene siempre activa: el marketing digital. Todas las acciones que realiza una empresa en el entorno digital para ofrecer un producto o servicio que satisfaga tanto las necesidades de los clientes como los objetivos de la empresa pueden ser automatizadas.

La automatización del marketing consiste en la utilización de software (programa informático) especializado para realizar acciones propias de esta disciplina de forma programada y autónoma. Las ventajas de la automatización dentro de la mercadotecnia son claves para considerarla dentro de nuestra actividad empresarial.

Un marketing automatizado nos permite enriquecer nuestro proceso de venta. Con ello podemos recibir información detallada sobre nuestros leads (personas interesadas en nuestro producto) y crear espacios de comunicación directos con ellos.

Dentro de esta ventaja destacan dos acciones cada vez más populares: “nutrición de leads” o leads nurturing y “la calificación de leads” o leads scoring. La primera permite entregar e-mails con contenido idóneo para el usuario correcto y en el momento adecuado, mientras que la segunda detecta de forma automática a aquellos usuarios que están más preparados para recibir una oferta comercial. Ambas tareas son imprescindibles y se complementan para trasmitir a nuestro público los beneficios del producto o servicio y así acercarlo a su compra. Pero si queremos que el contacto con nuestro cliente sea aún más inmediato y efectivo, hoy contamos con bots,  programas informáticos que sirven para comunicarse con el usuario e imitan un comportamiento humano. Es decir, asistentes virtuales que pueden hablar con las personas mientras estamos ausentes.

La automatización del marketing también nos ayuda a segmentar mejor al cliente objetivo. Con un software automatizado ya no tenemos que separar manualmente cada lead para analizar sus datos y clasificarlos. Esto ocurre como por arte de “magia” con nuestras máquinas. Así podemos enviar la información precisa que necesita cada cliente, dependiendo de la etapa de compra en la cual se encuentre.

Otra ventaja de tener acciones de marketing automatizadas es reducir costos y tiempos de producción. Según Nucleus Research, la automatización del marketing puede incrementar 14,5% la producción de ventas y reducir hasta 12,2% los gastos generales  por concepto de mercadeo. Además, tardamos mucho menos en ejecutar estas acciones, que manualmente nos llevarían más tiempo.

Esta optimización en nuestro tiempo también se evidencia cuando podemos comercializar nuestro producto o servicio por distintos canales de comunicación digital. Así obtenemos una mayor exposición y podemos seguir detalladamente, con estadísticas y gráficos, las interacciones de la audiencia.

Pero lo más impresionante de la automatización del marketing es que, una vez configuradas estas máquinas, podemos olvidarnos de la intervención humana durante el proceso de conversión. Todas las acciones que hayamos predeterminado (e-mails, notificaciones, chats…) se ejecutarán automáticamente gracias a este software de automatización. De esta manera, podemos desentendernos de estos procesos para enfocarnos en captar nuevos clientes que alimenten esta máquina automatizada. Por eso un marketing automatizado abarca desde que atraemos tráfico hasta que generamos las conversiones deseadas con los leads que captamos por todos los canales digitales.

Más tiempo, más vida

Definitivamente la automatización se presenta como una solución real y accesible a las intensas jornadas laborales que mantienen ocupadas y muchas veces abstraídas de su entorno personal a millones de personas.

Delegar gran parte de nuestras tareas a programas inteligentes nos abre la posibilidad de rescatar tiempo para nosotros y para nuestros seres más queridos.

Esta es precisamente la misión de Digitalbots, que se ha destacado por ofrecer soluciones tecnológicas efectivas y directas que permitan a cada empresa dejar de perder tiempo y dinero en la búsqueda de resultados positivos. Pero que, además, les ofrezcan a sus empleados la posibilidad de invertir este tiempo recuperado en otras cosas que los hagan más felices.

El tiempo es el activo más preciado y escaso de los seres humanos. Por eso en Digitalbots no saturamos; convertimos. No somos teoría; somos práctica. No desarrollamos bots; construimos experiencias.

¿Quieres construir una experiencia que te dé resultados y más tiempo libre? Comunícate con nosotros aquí.

Los bots como agentes de experiencias

By Marketing digital No Comments

¿Alguna vez pensamos en tener un empleado a nuestra disposición 24/7? Pues ahora es una realidad más que comprobada. Gracias a las nuevas tecnologías, hoy podemos programar “trabajadores digitales” para que asuman funciones en horarios que habitualmente no son ocupados por el capital humano. Así, mientras alguien de nuestro equipo descansa, otros compañeros, hechos a partir de códigos, asumen su rol de manera cada vez más inteligente. Estos compañeros empleados son los populares bots.

En términos técnicos, un bot es un software o programa informático que realiza tareas repetitivas a través de internet, asumiendo las labores de un humano. Es decir, desarrollando cierta inteligencia. En términos prácticos, un bot es un aliado laboral magnífico para aumentar la productividad de cualquier empresa sumergida en el mundo digital.

Los bots dan para casi todo gracias a la automatización digital. En los canales digitales podemos encontrar estos programas informáticos humanizados cumpliendo con distintos propósitos: buscadores con reconocimiento de voz, chats simultáneos para redes sociales, rastreadores de sitios web, ejecutores de correos masivos y un largo etcétera.

¿Bots amigos y bots enemigos?

Un bot como tal no es culpable de ejecutar ciertas tareas. Finalmente para eso es programado. El responsable detrás de sus funciones siempre será quien lo configure.

Afortunadamente, la mayoría de estos empleados digitales ha tenido gran aceptación entre nosotros. Muchos de ellos han ganado tanta popularidad que se han vuelto hasta imprescindibles para varios negocios.

Los bots rastreadores o indexadores webs, por ejemplo, son programas informativos que utilizan los distintos buscadores digitales (Google, Yahoo, Bing…) para visitar los hipervínculos o enlaces que existen en las diferentes páginas. En ese viaje de enlace en enlace, los bots recopilan información de cada sitio, después la analizan con base en una serie de reglas dispuestas para posicionarlos y finalmente ordenan los sitios más relevantes de acuerdo con cada tipo de usuario. Estos rastreadores son grandes aliados cuando queremos que nuestro sitio web aparezca en los primeros lugares de un buscador.

Pero también existen otros bots muy importantes para posicionar nuestro sitio web. Se trata de los programas informáticos que internamente estudian el comportamiento de la página: monitores web. Ellos analizan el rendimiento de nuestra información frente a los usuarios en tiempo real. Instalar estos sistemas de bots es esencial para saber qué estamos haciendo bien y qué debemos mejorar en la principal ventana digital de nuestra marca.

Algunos bots muy disciplinados y útiles son los ejecutores de correos masivos. Prácticamente envían un mensaje por correo electrónico a miles de personas a la vez. Incluso pueden ser tan inteligentes que ejecutan una secuencia de estos correos dependiendo de la respuesta que reciban del usuario.

Estas tareas propias de e-mail marketing son habituales cuando queremos enviar avisos a nuestros clientes sobre nuevos productos, servicios o promociones, e incluso para llamar su atención en caso de que hayan dejado una tarea pendiente con nosotros.

Quizás la versión más popular de los bots es el chat. Los chatbots son precisamente medios de comunicación en línea que incorporan estos programas informáticos para entablar, de forma automatizada, una conversación entre dos o más personas. Este servicio se basa en la inteligencia artificial. Es decir, que los bots aprenden a partir de los datos que les ofrecen los usuarios y así pueden mantener una conversación coherente, como un humano cualquiera.

Los chatbots se pueden conseguir en tiendas en líneas o e-commerce,  en perfiles de redes sociales, en plataformas de mensajería instantánea (como WhatsApp) o en sitios web informativos. En todos se pretende que la atención al cliente sea inmediata, a cualquier hora y tan empática y efectiva como la que podría ofrecer un vendedor humano en una tienda real.

Con los chatbots nuestro negocio puede permanecer conectado y disponible 24/7. Pero lo mejor es que muchas veces los usuarios no se dan cuenta de que es un robot quien los atiende. De esta forma, los problemas de nuestros clientes son resueltos, en cualquier momento, de manera positiva y eficiente.

Las redes sociales también están minadas de otro tipo de bots. Millones de estos programas inteligentes hacen vida diariamente en Twitter, Instagram o Telegram. Su función usualmente es posicionar una marca personal o de empresa. ¿Cómo lo logran? Publican contenido de forma automatizada para tener a los seguidores informados en todo momento de nuestro producto o servicio. Otros se suman al número de seguidores para inflar nuestra percepción de popularidad frente al la comunidad de cada red social.

Bots malintencionados

Varios influenciadores, políticos o personalidades del mundo artísticos se han apoyado de bots para sumar millones de seguidores falsos a sus perfiles de redes sociales. Y algunos de ellos también los han usado como herramientas efectivas para difundir información en estas redes sociales. Sin embargo, estos no se deben confundir con los cyborgs, “cuentas creadas por humanos y utilizadas con fines maliciosos”, según explica el investigador de la Universidad de Indiana (Estados Unidos) Giovanni Luca Ciampaglia.

Los cyborgs son personas a las que les pagan por crear docenas de cuentas falsas y desde allí difundir información que permita manipular la opinión pública, principalmente en Facebook y Twitter. Básicamente estos perfiles carentes de personalidad auténtica comentan sobre diversos temas para posicionarlos como tendencias e influir en la sociedad. Por supuesto, estas prácticas no son legales ni éticas.

Algunos bots también han sido configurados para ejecutar ataques cibernéticos o daños a sistemas ajenos de forma ilícita. Los ataques más comunes son contra los servidores, como la denegación de servicio  (DDoS), un procedimiento que busca inhabilitar la plataforma donde se exhibe un sitio web mediante el colapso por tráfico de información. ¿Cómo se logra? Pues miles de bots envían solicitudes de forma simultánea y desde distintos orígenes hasta que el servidor no pueda responder y colapse.

También hay bots cuya misión es detectar los errores o fallos de cualquier sistema en funcionamiento, es decir, sus vulnerabilidades informáticas. De esta forma profundizan los errores para provocar su colapso o extraer información valiosa.

Por si fuera poco, algunas personas han hecho responsables a los bots de hasta el propio spam. En estos casos, la tarea de los trabajadores digitales consiste en conseguir correos electrónicos en todo internet para enviarles e-mails masivos sobre cualquier tema. Como algunos sabemos, el spam consiste en la saturación de mensajes que llegan a nuestra bandeja de correo electrónico con la intención de engañarnos o bombardearnos de información que no nos interesa.

Pero la empleabilidad de bots para prácticas antiéticas no se queda allí. También existen algunos robots configurados para aplicar la “fuerza bruta”. Esta práctica consiste en probar suerte, una y otra vez, hasta dar con datos secretos.

Estos bots son tan sofisticados que pueden realizar cálculos de forma muy rápida y así descubrir estas contraseñas privadas en el menor tiempo posible. Por eso es fundamental que nuestros datos en la web resulten de varias combinaciones poco predecibles y que se estén actualizando constantemente.  Solo así podremos hacer más complicada la tarea de estos bots maliciosos.

Una contraseña de 6 caracteres numéricos da la posibilidad de 1 millón de combinaciones, pero estas pueden convertirse en 2 millones de combinaciones si esa contraseña es una combinación de números y letras.

Aparte de crear contraseñas combinadas hasta el punto de parecer un jeroglífico, hoy es muy común la implementación de los captcha. Estos sistemas permiten distinguir a los humanos de los bots mediante ejercicios prácticos que aún estos últimos no pueden contestar.

marketing digital

Pieza clave del marketing digital

Más allá del uso perverso que muchos internautas siguen dándoles a los bots, no podemos negar lo poderoso que pueden ser dentro de nuestra estrategia de marketing digital. Sumar estos software inteligentes como empleados tiempo completo a nuestras funciones comerciales representa un aumento sustancial de nuestra efectividad como marca y, por ende, de nuestro crecimiento como negocio.

Pero, ¿en qué nos beneficiarán los bots?

Ellos pueden mantener una conversación con nuestro público en cualquier momento. Les hablan a los usuarios, les cuentan sobre nuestro negocio y les dan tiempo de comprender y encontrar lo que están buscando. Por eso un bot puede tener varios roles dentro de una campaña de marketing digital:

Página de inicio: Nuestro empleado digital puede ser el primer contacto directo de la empresa cuando alguno de nuestros usuarios haga clic en anuncios de Facebook. Él iniciará una conversación que siga el tópico del anuncio y ayudará a este cliente potencial a que entienda la oferta por la cual se ha interesado.

Generador de leads: Mientras el usuario conversa con nuestro bot, vamos obteniendo información valiosa, que de otra forma sería más tediosa o engorrosa de obtener (vía formulario o encuesta, por ejemplo). Así podemos definir un perfil de nuestro cliente a partir de una conversación fluida y natural.

Generador de notificaciones: No se trata solo de informar al usuario de las novedades de nuestra marca. También hay que fomentar la conversación para llevar a ese potencial cliente a que concrete la compra de nuestro producto o servicio.

Boletines informativos: Estos empleados digitales pueden encargarse de enviar las novedades de la empresa vía correo electrónico. Ellos verificarán a quién le llegó la información, a quién no, quién se interesó por ella o quién la omitió. A partir de esta información, estos mismos bots adaptarán nuestra campaña de e-mail marketing a cada cliente y dependiendo de la etapa de compra en la cual se encuentre.

Potenciador de engagementUna respuesta directa, espontánea e inmediata ayudará a aumentar el nivel de reconocimiento y compromiso de nuestros usuarios con la marca. Tener un empleado digital capacitado y siempre dispuesto para atenderlos dejará siempre la mejor impresión de la empresa.

Recepción de comentarios: En una chat directo con bots no solo vamos a recibir datos personales de cada usuario. También identificaremos recomendaciones y oportunidades de mejoría sobre nuestro servicio o producto. Así conoceremos cada vez más a nuestro público objetivo.

Sin lugar a duda, incluir a bots en nuestra estrategia de marketing digital es comprender el alcance que puede tener nuestro negocio si apostamos de lleno a la automatización digital. Reconocer que las herramientas tecnológicas son nuestros mejores aliados en un mercado tan dinámico y competitivo es apuntar hacia la dirección correcta para estar siempre vigentes: la innovación.

En Digitalbots estamos conscientes del poder de la innovación en estos tiempos. Por eso nos hemos especializado en revisar con detalle la jornada del cliente o customer journey, para así saber específicamente cuáles procesos se pueden automatizar dentro de cada empresa. Luego, implementamos los bots y medimos constantemente que estos finalmente incrementen el nivel de satisfacción de los usuarios. Solo así garantizamos que nuestros empleados digitales siempre sean agentes de experiencias positivas para cada cliente.

¿Estamos listos para innovar con nuestros primeros empleados digitales? Veamos cuáles bots nos pueden ayudar a crecer.

Digitalbots Academy compartió con empresarios las claves para prospectar más clientes a través de medios digitales

By Marketing digital No Comments

¡Aumentar las ventas de tu negocio es posible! Esa fue la sensación que quedó este jueves 23 de enero en el Centro de Innovación de la Universidad Católica (UC) Anacleto Angelini, donde realizamos el  taller práctico de Prospección Digital, una de las grandes apuestas académicas de Digitalbots Academy para 2020.

La fundadora y CEO de Digitalbots, Karen Valenzuela, fue la responsable de conducir esta reunión académica, en la cual se exploraron varias herramientas que hoy nos pueden ayudar a encontrar más fácilmente a nuestro público objetivo y convertirlo posteriormente en cliente final.

El taller Prospección Digital quiere demostrarle a cualquier empresario que conseguir clientes sin moverse de su escritorio es posible. ¿Cómo? Aprovechando los medios digitales disponibles, sumado a estrategias de growth marketing y siendo empático con la principal necesidad del público, para que él cumpla con su objetivo y la empresa con el suyo: convertir a los usuarios en clientes.

La experiencia de cocreación que se vivió en una de las instalaciones del recinto universitario más prestigioso de Chile reunió a seis empresarios conscientes de las oportunidades reales de éxito que hoy nos ofrecen las herramientas digitales. En este taller suelen coincidir representantes de áreas comerciales, ejecutivos de venta, KAM, gerentes comerciales, product managers digitales, products owners, emprendedores, CEOs y fundadores de su propia empresa. Todos tienen el mismo objetivo: monetizar su negocio.

Para aproximarnos a ese objetivo, Karen Escobar puso a disposición de los asistentes toda su experiencia en el mundo del marketing digital. Así el taller inició con la identificación del potencial que tienen los medios digitales para nuestros negocios, el impacto que genera en ellos vivir en un mundo VUCA y la diferencia crucial entre las organizaciones exponenciales y las organizaciones lineales.

Los asistentes al taller también aprendieron sobre el onboarding, ese proceso por el cual pasa cada cliente antes de convertir o comprar. Al entender los pasos de este camino, ellos pudieron detectar cuáles son los quiebres que están generando tasas de abandono o fuga de clientes dentro de sus negocios. Y una vez identificados los errores, todos crearon un nuevo proceso para acompañar al usuario desde el momento en el cual se encuentra con la marca por un canal digital hasta que toma la decisión y ejecuta una compra.

Pero lo más importante de esta experiencia de marketing digital fue el compartir con personas innovadoras, interesadas y comprometidas con seguir brindando la mejor experiencia para sus clientes y hacer de su empresa una máquina de éxito sostenido. Objetivos que siguen inspirando a Digitalbots en su afán por contribuir en la prosperidad de cualquier negocio.

Satisfacción y agradecimiento fueron las sensaciones que dejó la retroalimentación con este grupo de empresarios. “Te dan muchas herramientas, además mucho software gratis y, sobre todo, te deja tarea para la casa para que uno tenga un mejor negocio el día de mañana”, expuso el mentor de negocios Benjamín Carrasco.

“Excelente curso. Me voy con herramientas que puedo utilizar de inmediato”. Esas fueron las palabras de Marco González, business owner en Qualicit.

Así fue como cerramos otra jornada de aprendizaje práctico con impresiones muy positivas de todos los asistentes y con la satisfacción de contribuir al desarrollo de negocios digitales de las empresas en Chile.

¡Nos vemos en una próxima experiencia Digitalbots!

Call center de clínica: “Perdemos clientes porque no los atendemos a tiempo”

By Marketing digital No Comments

Son las 9:00. Entro acelerada a la oficina, prendo las luces con una velocidad abismal, dejo mi mochila en el asiento, tomo el celular corporativo que me espera todas las mañanas sobre el escritorio y allí empieza mi padecer.

Mi nombre es Claudia Barán. Soy administradora de profesión y hace un mes me desempeño como única call center de una clínica odontológica muy prestigiosa de Santiago de Chile, de lunes a viernes entre las 9:00 y las 14:00. A mi cargo tengo toda la atención al cliente que se puedan imaginar: confirmación de citas médicas, recepción de reclamo, cambios de horas, diagnósticos digitales, envío de presupuesto, búsqueda de nuevos clientes, cierres de tratamientos que quedaron en el olvido… Todo el que quiera hacer algo en nuestra clínica debe pasar primero por mis manos. Y casi todo lo atiendo, como es muy común en estos tiempos, por nuestros canales digitales: correo electrónico, página web, redes sociales y WhatsApp.

Precisamente es el WhatsApp quien exalta todas mis mañanas. Es el recordatorio diario de que trabajo medio tiempo y que debo hacer magia para ponerme en sintonía con todo lo que ocurrió durante mi ausencia. Entre 20 o 30 chats de esos que la aplicación te muestra en negritas (es decir, como nuevos) me dan los buenos días en mi jornada laboral. Mi misión: responder efectiva y empáticamente a todos antes de que perdamos a un posible cliente, uno de ellos se ofenda u otro se desilusione por nuestra ya tardía respuesta.

“Buenos días, Javiera. Espero que estés muy bien. Mi nombre es Claudia y tengo el gusto de atenderte por esta vía” es el primer mensaje con el que inicio la tarea.

“Mil disculpas por la demora en mi respuesta. Usualmente no estoy disponible en el horario que me contactaste. Pero enseguida te ayudo con tu solicitud”. Así dice el segundo escrito que envío para afrontar mi ineficiencia y delatar mis límites humanos de no poder estar para los clientes 24/7.

La respuesta de mis receptores digitales suele ser comprensiva. Pero siempre hay unos 3 o 4 casos que lanzan sin contemplación un texto que puede configurarse en un mensaje genérico como el siguiente: “¡A buena hora me atiendes! Ya resolví. Gracias”. Así de duro es esto de la atención al cliente.  Y así se podría estar gestando el escape de alguien que se desencantó con nuestro servicio, se dio media vuelta y prefirió satisfacer sus necesidades con otra empresa.

De ser así, cada día todos perdemos. Yo tengo un sueldo base mensual que se infla atractivamente por comisiones: gano un porcentaje de cada primera cita que concreto para un paciente y también una cuota de cada tratamiento que decide tomar una persona después de haberse chequeado en su primera consulta. Entenderán entonces que el tiempo es primordial para “atrapar” a ese potencial cliente que toca nuestra puerta (generalmente el WhatsApp) porque sintió interés por alguno de nuestros servicios. Si después de ese primer contacto del público, transcurren 8, 10 o 12 horas, es muy probable que el interés se desvanezca. Sobre todo, cuando luego los medios digitales bombardearán a ese mismo interesado con ofertas de la competencia.

Pero no solo se trata de perder a potenciales clientes por no atenderlos inmediatamente; también nos jugamos la credibilidad y eficiencia de nuestro servicio frente a usuarios ya recurrentes. En mi WhatsApp abundan los casos de pacientes que necesitan hacer algo con nuestros doctores de manera urgente. Nuevamente, el tiempo, ellos también lo saben, es determinante.

“Hola. Necesito hora para hoy con el doctor Miguel. Se me rompió un diente y tengo una reunión de trabajo muy importante en 4 horas. No puedo ir así ”. Este es un mensaje que acabo de leer a las 9:15. Lo recibí a las 15:00 de ayer. ¿Qué se supone que haga? ¿Cómo puedo atender hoy, 18 horas después, un caso cuya solución no podía esperar? Pues me dispongo a hacer mi mejor intento por no quedar peor parado de lo que ya estoy como servidor:

“Buenos días, Karen. Lamento mucho lo de tu diente. Mil disculpas por no poder atenderte a tiempo. ¿Pudiste solucionar tu emergencia?”.

La respuesta era la de esperarse: “No. Tampoco pude ir a mi reunión. Gracias”.

El dardo envenenado de esta paciente enfadada no habría dolido tanto si luego no hubiera confirmado en el sistema que ayer teníamos horas disponibles con el doctor Miguel, entre las 15:30 y las 16:30. De haber estado trabajando en ese horario, Karen habría solucionado lo de su diente, habría asistido a su reunión y hoy estaría feliz de nuestro servicio.

Karen se acaba de sumar así a una lista de atenciones deficientes que diariamente se alarga en mi base de datos. Aunque yo cumplo con mi horario a cabalidad, porque el resto del día necesito dedicárselo a proyectos familiares, mis razones no son suficientes para un cliente urgido y que sabe que su tiempo también es lo más preciado. No estar para cuando ellos verdaderamente lo necesitan nos está costando, y bien caro.

Ya son las 9:30. He respondido 20 de los mensajes pendientes que se acumularon desde la tarde de ayer. Los motivos son distintos: cambios de hora urgentes, consultas por disponibilidad horaria, cancelación de citas para la primera hora de hoy, preguntas técnicas sobre los tiempos y costos de tratamiento. Hay de todo. Pero sí coinciden en algo: la respuesta  a sus inquietudes está llegando con retraso.

Mientras tanto, yo sigo repitiendo, cual maquinita de escribir, la misma introducción arrepentida: “Buenos días. Espero que estés muy bien. Mi nombre es Claudia y tengo el gusto de atenderte por esta vía. Mil disculpas por no responderte a tiempo. No estoy disponible en ese horario que me contactaste”.

En el transcurso de mi jornada laboral ya me enteraré de qué tan grave fue mi ausencia durante gran parte del día anterior. Mientras tanto, seguiré ofreciendo mi discurso y ligando que ningún tema importante se haya presentado justo cuando yo no estaba.

Mis mañanas no dejarán de ser una incertidumbre que comprometa la imagen de la empresa hasta tanto no hagamos algo diferente. Necesitamos ayuda y eso es evidente. Perdemos clientes porque no los atendemos a tiempo.

Quizás ustedes nos puedan ayudar. Quizás ustedes den con la solución que me brinde más tranquilidad y deje mejor parada a nuestra empresa.

Glosario de marketing digital

By Marketing digital No Comments

En la familia DigitalBots hemos realizado esta primera edición de nuestro glosario de marketing digital, un material que reúne los conceptos más populares de esta disciplina clasificados por áreas:

DESARROLLO

Algoritmo: Conjunto ordenado de reglas u operaciones establecidas en la programación de un sistema de gestión que pretende solucionar problemas a partir de objetivos establecidos.

Analítica web:  Análisis de datos propios de un sitio web que permite obtener todo tipo de información relacionada con el. Ayuda aentender cómo se comportan los usuarios para así tomar decisiones más efectivas dentro de las estrategias de marketing.

Anchor Text (“Texto gancho” en español): Enlace o hipervínculo que acompaña el contenido de una página web para conducir a la audiencia y a los motores de búsqueda a un lugar determinado.

API o Application Programming Interfaces (“Interfaces de programación de aplicaciones” en español): conjunto de protocolos y herramientas utilizadas por desarrolladores para crear programas específicos para ciertos sistemas operativos. Se puede instalar en pc, tablet o móvil y sirven para un objetivo concreto.

Bot o Robot de búsqueda: Programa informático que opera automáticamente sin la necesidad de la intervención humana instantánea. Tienen diversas funciones en el mundo digital: rastreadores, chats, atención al cliente…

Cookies: Pequeños archivos codificados, de números y letras, que se instalan en el navegador para que identifiquen un navegador, pero no a un usuario en concreto. Envían información de ida y vuelta entre el navegador del ordenador y los sitios web visitados. Un cookie puede ser leído y entendido solamente por el sitio web que la creó.

Enlace: Conexión electrónica entre dos sitios web. También se le denomina hipervínculo, enlace dinámico o link.

Heading Tags: Elementos HTML que ayudan a los crawlers a identificar cuáles son las partes más importantes de un contenido. También facilitan la legibilidad porque dejan el texto escaneable. Van de H1 hasta H6.

Home page (“Portada” en español): Página principal de entrada a un sitio web.

Java: lenguaje programático diseñado para crear aplicaciones en Internet.

Keywords (“Palabras clave” en español): Términos que digitan los usuarios en los buscadores y que representan las necesidades que ellos tienen. Suelen ser elegidas por relevancia y competencia.

Meta-tags o Etiquetas:  Código html que se inserta en una página web y ayuda a mostrar información de referencia a los buscadores sobre el contenido de la página.

Scroll: Desplazamiento al movimiento en 2D de los contenidos que forman parte del escenario de un videojuego o en la ventana que se muestra en una aplicación informática.

Sitemap: Archivo que proporciona a los buscadores información sobre todo el contenido de nuestro sitio web para así facilitar su indexación y posicionamiento en los buscadores.

XHTML o Extensible Hypertag Markup Language: Lenguaje informático que se utiliza en la mayoría de sitios móviles.

MARKETING Y PUBLICIDAD

Backlink: Enlaces de otras páginas que apuntan a nuestro sitio web.

Blog: Sitio web administrado por sistemas de gestión de contenido  que puede tener caracter personal, corporativo o comercial (tienda en línea).

Banner: Anuncio publicitario con forma de imagen que suele aparecer a lo largo de un sitio web, en alguno de los márgenes o cualquier otro espacio reservado para estos anuncios.

B2B o Business to Business (“De negocio a negocio” en español): Modelo de negocio que señala que hay un acuerdo comercial entre 2 empresas.

B2C o Business To Customer (“De negocio a consumidor” en español): Acciones estratégicas de los negocios que se utilizan para llegar directamente al consumidor.

Branding: Proceso de construcción y gestión creativa de una marca. En él se destacan los elementos tangibles e intangibles que la diferencian para que pueda quedarse grabada en la mente de su público objetivo.

Buyer JourneyEtapas que recorre un usuario desde que identifica un problema hasta que decide cómo solucionarlo.

Buyer Person: Representación semi ficticia del cliente ideal de una empresa basada en datos reales.

Crawlers (“Arañas” en español): Programas informáticos usados por los buscadores para identificar el contenido de las páginas web e indexarlas. Los crawlers ven todo en código HTML.

Diseño responsivo: Práctica de diseño web con la cual una página web se visualiza correcta y optimizadamente en todos los dispositivos y pantallas. Para eso se deben redimensionar sus elementos de acuerdo con los diferentes dispositivos.

E-Business (“Negocio electrónico” en español): Cualquier tipo de negocio que funciona por medio de Internet. Puede ser de envío de información, solicitudes de correo electrónico o de intercambio de dinero por productos.

E-mail Marketing o mailing:  Conjunto de emails redactados, diseñados y enviados por un anunciante (empresa) a sus usuarios registrados en una base de datos para mantenerlos al tanto de asuntos puntuales.

Embudo de ventas (“Funnel” en inglés): Representación gráfica, en forma de embudo, del proceso que una persona atraviesa para convertirse en cliente. Refleja que la cantidad de personas atraídas siempre es mayor que la que finalmente compra.

Experiencia de Usuario (UX): Percepción positiva o negativa que un usuario siente al interactuar con nuestro sitio web o aplicación en distintos dispositivos. Implica la estética, la usabilidad, la arquitectura de información, los flujos de información y el contenido.

Feed:  fuente o canal que exhibe contenido en Internet y que puede exportarse a otros sitios para llegar a más usuarios.

Freemium: modelo de negocio que ofrece gratuitamente un servicio o producto básico y después cobra por upgrades y contenidos adicionales. Este puede ser: limitado por funcionalidad, limitado por tiempo, limitado por capacidad, limitado por uso, limitado por tipo de cliente o limitado por anuncios.

Geolocalización: Localización de los usuarios que se determina utilizando una dirección IP o las coordenadas GPS. Se suele utilizar en campañas de publicidad online para mostrar la información o el contenido que queramos únicamente a los usuarios localizados en un determinado sitio geográfico.

GIF o Graphic Interchange FormatFormato de intercambio de imágenes que utiliza la comprensión para almacenar y mostrar imágenes. Consiste en el movimiento de uno o varios fotogramas alrededor de 3-5 segundos de duración y que se repite una y otra vez.

Growth Hacking: Conjunto de técnicas de marketing que busca incrementar los resultados de una empresa, bien sea el tráfico, las suscripciones o las ventas.

Inbound Marketing: Mecanismo de atracción del usuario mediante contenidos relevantes. Pretende acompañar al usuario en todo el proceso de compra y agregarle valor en cada una de esas etapas.

Landing Page (“Página de aterrizaje” en español): Página web que busca vincular al usuario con una marca. Aparece tras visualizar una invitación a una acción concreta como hacer clic en un botón de una guía, portal o banner. Se utiliza para convertir a los visitantes de esa página en leads.

Lead: Usuario que ha entregado sus datos a una empresa a través de un registro o la descarga de algo de ese anunciante. Esta persona pasa a integrar una base de datos de la marca que facilita su contacto a futuro.

Lead magnet: Indicador de relevancia de un dominio web determinado por la confiabilidad de su contenido. Ayuda en el posicionamiento orgánico de cada sitio web.

Link Building: Estrategia que consiste en adquirir enlaces externos para aumentar la autoridad de nuestro sitio web frente a los buscadores.

Marketing Automation (“Automatización de mercadeo” en español): Automatización de los procesos de marketing mediante el uso de software especializados, con el objetivo de mantener una relación cercana y de calidad con cada prospecto, lead y cliente a lo largo del embudo de venta.

Marketing de Afiliación: Tipo de marketing que se especializa en la obtención de resultados. Se trata de un acuerdo entre dos sitios web en el que uno de ellos (el afiliado) se encarga de la promoción de los productos o servicios de otra empresa (el anunciante) con el objetivo de dirigir tráfico al sitio web del anunciante. A cambio de esta promoción, el afiliado recibe comisiones del anunciante.

Marketing de Contenidos: Estrategia de Inbound Marketing que se basa en la creación y distribución de contenidos relevantes y de valor para atraer, convertir y retener a una audiencia.

Mensajería instantánea: Servicio de mensajería a tiempo real que se realiza a través de dispositivos y en el que dos o más personas participan si están conectados a internet.

Mobile Marketing: Conjunto de técnicas para publicitar servicios y productos a través de las tecnologías móviles.

Naming: Proceso creativo por el cual se crea el nombre de una marca. Engloba todas las técnicas y al proceso de la creación de nombres para empresas, productos o servicios, que acabarán convirtiéndose en marcas.

Piezas gráficas:  Soportes creativos que configuran una campaña de publicidad. Pueden ser imágenes, vídeos, GIFs, panfletos o cualquier otro tipo de material que acompañe a la campaña.

Premium: Concepto que se utiliza para calificar un producto o servicio que tiene un coste que va más allá del coste técnico necesario para desarrollarlo. Suele tener características especiales con una calidad superior a la media.

Product feed: Archivo compuesto por una lista de productos y atributos organizados de tal manera que cada producto se puede mostrar, anunciar o comparar de forma única. Suele estar formado por la imagen del producto, un título, un identificador de producto, un texto para marketing y los propios atributos del producto.

Publicidaddisplay:Publicidad en páginas web que busca exhibir mensajes para llevar al usuario a una landing page donde se amplía la información que se desea dar. Incluye muchos formatos diferentes y contiene elementos como texto, imágenes, vídeo, audio o flash.

QR: Código de respuesta rápida que sirve para almacenar información en un código de barras. Se caracteriza por los tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que facilitan la posición del código al lector QR.

Ratio de Conversión:  Acto de convertir visitantes de un sitio web en clientes.

Realidad Aumentada: Tecnología que superpone imágenes virtuales, generadas por un ordenador, sobre la realidad que vemos en el mundo real. Provoca una nueva dimensión en la que se puede interactuar con todo el entorno.

Remarketing: Técnica del marketing online que consiste en impactar de nuevo, por diversos canales digitales, a usuarios que ya han visitado una página web pero que aún no han comprado el producto o servicio que ofrece la empresa.

RTB o Real Time Bidding:  Medio por el cual se compra y se vende inventario publicitario por impresión, a través de una subasta programática instantánea. Con él, los anunciantes pujan por una impresión y, si la puja resulta ganadora, el anuncio del anunciante aparece automáticamente en el sitio web del editor.

Search Engine Marketing (SEM): Conjunto de acciones que busca posicionar la página web de una empresa en los buscadores. Se refiere a la publicidad paga en los buscadores, es decir, la creación de anuncios pagos en Google, Yahoo o Bing.

Search Engine Optimization (SEO): Técnicas de optimización que buscan mejorar el posicionamiento orgánico o no pago de una página web en los buscadores.

SERP: Página de resultados de una búsqueda que distingue entre resultados orgánicos y pagos.

Spam:  Información digital recibida por el usuario y que no ha solicitado ni desea tener en su bandeja de entrada de email.

Target: Audiencia a la que dirigimos todas las acciones para vender el producto o servicio de nuestra empresa.

URL o Uniform Resource Locator: Dirección de una página web que te permite acceder a sus servicios y productos desde un navegador web.

Visual Search:  Tendencia que consiste en realizar una búsqueda online a través de la subida de una imagen a una app o plataforma con el objetivo de encontrar una conjunto de imágenes con características similares a la consulta realizada.

Webinar: Vídeo-seminario o vídeo-conferencia online que se realiza a través de un software y que permite impartir una clase en línea sobre un tema determinado.

MÉTRICAS DE MARKETING

Bounce Rate (“Tasa de rebote” en español): Métrica que muestra el porcentaje de visitantes que entran a nuestra página web y salen inmediatamente, sin interactuar en ella.

CMS o Content Management Systems: Gestor de contenidos que sirve para que cualquiera pueda gestionar sus propios contenidos en Internet. Ejemplos de ellos son WordPress o Joomla.

CPA o Coste Por Adquisición: Modelo de pago de la publicidad online en el que el anunciante paga a su editor un porcentaje de las ventas generadas gracias a sus servicios.

CPC o  Coste Por Clic: Método de pago online utilizado para dirigir visitas a una página web. Se basa únicamente en los clics efectuados sobre un anuncio. Así el anunciante acuerda pagar una cantidad fija cada vez que un usuario hace clic en dicho anuncio.

CPL o  Coste Por Lead: Método de pago en el cual el anunciante paga una cantidad fija por la suscripción de un usuario interesado en su oferta. Este modelo permite que los anunciantes generen una rentabilidad garantizada de su inversión publicitaria.

CPM o Coste Por Mil impresiones: Sistema de retribución en el cual el anunciante paga por cada 1.000 impresiones de su anuncio, independientemente de si finalmente se produce conversión o no.

CRO o Conversion Rate Optimization (“Tasa de conversión” en español):  Proceso en el cual se busca mejorar los ratios y procesos de conversiónde una página web.

CTA o Call To Action (“Llamada a la acción” en español): Estrategia de publicidad, gráfica o textual que busca incitar a la audiencia a que responsa una acción después de un anuncio.

CTC o Click To Call (“Clic para llamar” en español): Sistema que se utiliza para llamar la atención del consumidor a hacer clic en un botón específico en una página concreta y que deriva a otra página en la cual se realiza otra acción: llamar al servicio o introducir un número de teléfono.

CTR o Click Through Rate: Relación entre los usuarios que hacen clic en un enlace concreto y el número total de usuarios que visualizan una página, un email o un anuncio (impresiones). Sirve para medir el éxito de una campaña de publicidad online y la efectividad de las campañas de email.

Engagement: Nivel de solidez, involucramiento y durabilidad en las relaciones que una empresa tiene con sus clientes.

KPI o Key Performance Indicator (“Indicadores Clave de Rendimiento” en español) Indicador para medir el nivel del desempeño de un proceso. Está relacionado con un objetivo fijado de antemano y normalmente se expresa en porcentaje. Los KPIs más utilizados suelen ser: clics, visitas, altas en formularios, ventas, visiones de vídeo, apertura de emails, RT, entre otros.

Page impression (“Página vista” en español): Archivo enviado al usuario como resultado de una petición. También se refiere al número total de páginas vistas/visitadas.

ROI o Retorno sobre la inversión:  Tasa que demuestra cuál fue el valor económico generado a partir de determinada inversión en marketing. Indica las ganancias que se han obtenido tras llevar a cabo determinadas acciones.

Tasa de abandono: Número de visitantes de una página web que se marchan de esta antes de completar la acción deseada. Es la relación entre el número de carritos de compra abandonados y el número de transacciones iniciadas o completadas.

Tasa de conversión: Métrica que muestra los resultados de las conversiones en una página web.

Visita: Registro que sucede cuando un único usuario o robot entra a una web, puede ser una o más veces, durante un tiempo determinado.

Yield: Concepto que hace referencia al porcentaje de clics en contra de las impresiones en un ad dentro de una página específica.

Design thinking, el camino creativo desde la empatía hasta la solución

By Marketing digital No Comments

Los problemas en el marketing digital suelen ser abordados de diversas formas y en metodologías que se han desarrollado desde los inicios de esta disciplina fascinante. Pero, si existe una a la cual se han sumado grandes empresas en los últimos años, esa es la del Design thinking.

Se trata de un método para generar ideas innovadoras a partir del entendimiento del usuario y de las soluciones a sus necesidades reales. Su traducción en español es “Pensamiento de diseño”, que refleja su estilo, muy fiel a la manera de trabajar que tienen los diseñadores de productos.

El Design thinking es esencialmente una manera de ofrecer una solución a un problema. En ella se descompone el problema, se divide en partes más pequeñas, que se analizan en jornadas intensas de muchas propuestas por parte de todo el equipo y, finalmente, se llega a una solución.

Esta metodología tiene su origen en la Universidad de Stanford de California (Estados Unidos), donde fue aplicada por primera vez en proyectos comerciales durante los años 70. La consultora de diseño IDEO fue la pionera en Design Thinking y hoy sigue siendo un referente en innovación.

Para el actual CEO de IDEO, Tim Brown, “es una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente, así como en una gran oportunidad para el mercado”.

La metodología Design thinking promueve constantemente la empatía. Se centra en el usuario y en los problemas que él plantea. Para desarrollarla se debe hacer una análisis de situación para saber dónde estamos parados y qué necesitamos. Primero identificamos todos los problemas que debemos resolver, siempre siendo muy curiosos y sin dejar de cuestionarnos en todo momento si estamos dando con la solución más efectiva. Esto hace un verdadero thinker o promotor de esta metodología.

Características del Design thinking

Si queremos precisar algunas particularidades del Design thinking, estas son las principales:

  • Genera empatía: siempre se valora el estado emocional de los usuarios frente a un problema.
  • Trabajo en equipo: da participación a todos los miembros del equipo. Así tenemos aportes desde las distintas especialidades.
  • Construye prototipos: como toda idea debe ser validada antes de asumirse correcta, esta metodología propicia la identificación de fallosen las etapas previas a la solución definitiva.
  • Promueve un ambiente lúdico: busca que todos los participantes disfruten el momento para que le den rienda suelta a su imaginación.
  • Emplea recursos visuales y plásticos: las herramientas usadas durante el proceso incentivan tanto nuestra mente analítica como creativa. Por eso se llegan a soluciones innovadoras pero también factibles.

Aplicando Design thinking

El Design thinking no solo se limita al marketing. Su aplicación puede llegar hasta cualquier tipo de proyecto, aunque suela emplearse más en tareas como diseño de interfaces, generación de estrategias de marketing y planificación general de negocios.

Para aplicar esta metodología es fundamental que se cumplan con tres requisitos:

  1. Los materiales para realizar cada ejercicio de recolección. Podemos usar rotuladores, hojas de papel, stickers, marcadores, pegamento, cámara fotográfica. Mientras más opciones visuales, más podemos evocar desde una imagen un sinfín de ideas.
  2. Un equipo multidisciplinario. Mientras más diverso sea, mejor. Así sumamos puntos de vista, conocimiento y experiencias desde todos los ángulos.
  3. Un espacio de trabajo para realizar las sesiones. Debe ser lo suficientemente amplio, limpio, iluminado y organizado. El recinto debe ser inspirador para todos los asistentes a las reuniones.
  4. La actitud correcta para que todos asuman su rol creativo. Cada participante debe estar  dispuesto a ser muy observador y curioso, con plena atención a los detalles y a los datos trascendentales para el proceso.

El proceso del Design thinking consta de 5 etapas de desarrollo. Cada una de ellas cuenta con un conjunto de técnicas a las cuales se debe acudir para su ejecución. La lista de ellas, con su descripción y objetivos, la podemos encontrar en la página web oficial en español de esta metodología www.designthinking.esEmpatí

  1. Empatía

Lo primero es entender a nuestros usuarios. En esta etapa investigamos a profundidad las necesidades, gustos y hábitos de nuestro público objetivo para así poder definir con precisión cuáles son sus problemas. Debemos ser capaces de ponernos en los zapatos de esas personas que aceptarían nuestro producto o servicio. Igualmente debemos estudiar el entorno que las condiciona y las dificultades que este puede representar para ellas.

2. Definición

La información recolectada será útil solo cuando la analicemos. Eso es justo lo que hacemos en esta etapa: filtrar cada dato que sea importante o verdaderamente aporte valor, para llegar a los conclusiones que guiarán nuestro trabajo de ahora en adelante. Aquí también identificamos uno por uno los problemas que necesitan solución.

3. Idea

Si ya estudiamos minuciosamente a los usuarios e identificamos sus problemas, toca ahora aportar las soluciones. Aquí es cuando estimulamos entre el pensamiento divergente y el convergente. Por eso es fundamental la intervención de cada miembro de nuestro equipo.

Para realizar esta tarea nos podemos ayudar de una lluvia de ideas con representación visual. Todo vale. Mientras más alternativas tengamos, mejor. Una vez consideradas todas las ideas, seleccionamos las de mejor enfoque y las traducimos en conclusiones que impulsen las posibles soluciones de los problemas.

4. Prototipo

En esta etapa construimos un modelo rápido que nos ayudará a darles forma a nuestros conceptos creados a partir del análisis y las conclusiones establecidas. Aquí ocurre la primera creación física: tenemos un producto que podemos visualizar o tocar, así sea de forma digital. Pero es la traducción real de lo que hasta ahora habían sido pensamientos sueltos y diversos.

5.  Testeo

Esta es la etapa de la ejecución. Aquí realizamos pruebas con usuarios finales usando los prototipos. Así podremos saber qué tan eficientes son las soluciones que planteamos a las dificultades iniciales de nuestro público objetivo frente a nuestro producto o servicio.

Mitos y realidades sobre SEO: Lo que debemos saber para posicionar nuestra marca en internet

By Marketing digital No Comments

Que nuestra marca sea una autoridad en el mundo digital depende mucho del reconocimiento que le otorgue internet y sus principales buscadores web. En esa misión por posicionarnos ante los ojos de la red madre, el Search Engine Optimization  o SEO es nuestro principal aliado.

SEO es precisamente el posicionamiento en buscadores y optimización de motores de búsqueda para mejorar la visibilidad en un sitio web en los resultados orgánicos (es decir, no pagos).

Los primeros buscadores surgieron a principios de los años 90, pero no fue sino hasta 1996 cuando se masificaron en la internet y nacieron portales web como Google o Yahoo. En ese momento, las personas se dieron cuenta de que podían ganar dinero si atraían tráfico a sus propios sitios web desde estos buscadores. Por eso empezaron a pensar en cómo podían posicionar sus nombres en las primeras páginas que arrojara cualquier búsqueda de un internauta.

Desde que surgió la necesidad de posicionar una marca en un buscador, el SEO ha cambiado mucho. Aunque inicialmente respondía a acciones muy puntuales y mecánicas que favorecían el puntaje de una web, hoy se centra principalmente en el Search Experience Optimization o lo que se entiende como “Todo por el usuario”.

Si bien existen múltiples factores que determinan cómo un motor de búsqueda posiciona a una página web, podemos destacar dos muy básicos: la autoridad y la relevancia. La primera hace referencia a la popularidad de la web, qué tanto atrae el contenido al usuario como para que este lo comparta; la segunda es la relación que tiene una página frente a una búsqueda dada. Es decir, los cientos de factores on-site que el motor búsqueda considera para asignar una posición en cada buscador web.

Tipos de SEO

El SEO se puede dividir en dos grandes grupos:

On-site: son los trabajos tras telones. Se preocupa de la relevancia del sitio web y por eso reúne todas las acciones que la optimizan para que pueda ser leída por los motores. Esto implica la optimización de keywords o palabras claves, el tiempo de carga, la experiencia del usuario, la optimización del código y el formato de las URLs o direcciones web.

Off-site: Aquí nos preocupamos por los factores externos de la página web en la que trabajamos. Entre estos destacan el número y calidad de enlaces, la presencia en redes sociales, la autoridad de la marca, las menciones en medios locales y el rendimiento en los resultados de búsqueda o CTR .

Si entendemos que los buscadores son la puerta principal a la información en internet, no es difícil deducir la importancia trascendental que tiene el SEO para nuestra marca en el mundo digital.

La razón más importante por la cual el SEO es útil para nosotros es porque hace más fácil la llegada de un usuario a nuestro sitio web. La optimización de SEO es esencial para que los motores de búsqueda entiendan de qué tratan nuestras páginas y si son útiles o no para determinados usuarios.

Sin embargo, esta disciplina está condicionada a los cambios propios de toda tecnología moderna. Por eso su aplicación ha sufrido varios cambios y ha pasado por tantas etapas que a veces es difícil descifrar entre las prácticas correctas y las que no, o entre aquellas que dejaron de ser determinantes y las que aún se mantienen vigentes para obtener los mejores resultados.

Por eso es que hemos decidido hacer una lista de mitos y realidades actuales sobre el SEO. Empezaremos por la primera categoría, aquellas prácticas que no son necesariamente como varios aseguran.

Mitos sobre SEO

La optimización de keywords es lo más importante: Las palabras claves ya no son lo más relevante para el posicionamiento SEO. El objetivo de nuestro posicionamiento ahora se debe centrar en identificar la necesidad del usuario y resolverla de la mejor manera. Claramente no se deben olvidar aquellos términos que este usuario buscará regularmente por Google.

Tener un sitio seguro (https) no es prioridad: Cuando navegamos en un sitio web cuya URL empieza por “http” y no “https” (con esa “s” al final), eso significa que es menos seguro cuando los hackers intentan acceder a él. Por esa razón, Google anunció en agosto de 2014 que tomaría como una buena señal dentro de su algoritmo que los sitios web fuese https. Aunque solo 1% de los resultados de búsqueda han sido afectados por este detalle, no deja de ser un punto extra contar con una URL más segura.

Las keywords deben coincidir exactamente con la búsqueda: No es necesario repetir la misma palabra clave a lo largo de un texto o en el título. Al hacer esto, estaríamos sobre optimizando nuestro contenidos, a lo cual Google denomina keyword suffing y considera una mala práctica en el SEO.

Debemos recordar que ahora Google muestra resultados con base en las intenciones de los usuarios y puede asignar sinónimos a palabras distintas para ofrecer los mismos resultados. Por eso es recomendable que a la hora de escribir pensemos más en los usuarios y no tanto en el buscador.

Mientras más páginas, mejor: Antes que la cantidad, está la calidad. Tener un exceso de contenido, sobre todo si no es útil para el usuario, no ayuda en nuestro posicionamiento. Debemos recordar que no todo el contenido que publicamos es indexado, que no todo lo indexado aparece en los resultados y que no todo lo que aparece en buscadores atrae tráfico de calidad. Actualmente Google identifica qué es de calidad y qué no.

Todo contenido duplicado es penalizado por Google: Aunque es complicado que este gigante de la internet castigue a una web eliminando información de sus índices de resultados, sí existen probabilidades de que lo haga en caso de que tomemos o plagiemos contenido de otra página web. Sin embargo, esto no ocurre si duplicamos contenido propio dentro de nuestra propio sitio. Google siempre insiste en que el contenido debe ser único y especial.

La página principal debe tener el mayor contenido: Imaginemos el impacto que puede tener para nuestros lectores una página de inicio sobresaturada de contenido. Lo más probable es que quieran salir corriendo, ¿cierto? Por eso Google entiende que mientras más precisa y efectiva sea la primera información que consigue el lector, mejor posicionará a esa página web. Lo recomendable es explicar de forma breve quiénes somos, qué hacemos, dónde estamos, nuestra propuesta de valor y la siguiente acción que debe ejecutar el usuario.

Como ya desmontamos aquellas falsas creencias sobre las prácticas del SEO, ahora mencionaremos algunas que actualmente son infalibles para obtener los resultados que queremos.

Verdades sobre SEO

SEO y SEM se complementan: Las probabilidades de clics en nuestro sitio web aumentan en la medida que sabemos integrar estas dos prácticas. Recordemos que el SEM consiste en las acciones para posicionar nuestra página web pero de forma paga. Si unimos ambas, obtendremos más popularidad por nuestros anuncios pagos y, por ende, el tráfico web aumentará, lo cual ayudará a posicionarnos mejor orgánicamente en los buscadores.

La web debe ser de calidad: La premisa de cualquier posicionamiento SEO es que el sitio web sea de calidad para nuestros usuarios. Así gastemos importantes cantidades de dinero en SEM, si nuestra web no es responsiva o atractiva, los resultados no serán los óptimos. Por eso es recomendable que la página web cumpla con los requisitos mínimos de calidad y usabilidad.

Enlaces externos son esenciales: Uno de los factores más importantes para los motores de búsqueda son los enlaces externos que apuntan a nuestro sitio web. Conseguir estos enlaces es entonces una de las tareas más importantes para los especialistas en SEO. Sin embargo, no todos los enlaces referidos son buenos para posicionarnos. Nuestra puntuación también dependerá de la puntuación que tenga ese sitio web que mencionó alguno de nuestros URL en sus páginas. Por eso no solo hay que tener aliados digitales que te mencionen sino que estos también sean bien vistos por Google.

Es un trabajo de largo aliento: En el posicionamiento SEO no existen fórmulas mágicas. El entender las necesidades exactas de los usuarios y cómo solucionarlas de la mejor manera requiere tiempo y dedicación. Sin lugar a duda es una de las acciones de marketing digital que amerita un trabajo constante para ver resultados. Convencer a un algoritmo con una inteligencia artificial de última tecnología de que nos ponga a nosotros antes que el resto no es tarea fácil.

Siempre hay que aprender: Al ser una disciplina sometida a los cambios propios de las últimas tecnologías, nada es permanente ni está escrita la última palabra. Por eso es esencial no solo contar con un profesional especialista en SEO sino con la proactividad necesaria para llevar el ritmo de los cambios y mantener así los mejores resultados para nuestra empresa.

Inboud marketing, el proceso que acompaña al cliente hasta la conversión

By Marketing digital No Comments

El marketing digital es una disciplina profesional abundante en técnicas y herramientas. Al depender del mundo online está sujeta a los cambios trepidantes que en esta ocurre. Por eso el reto siempre será estar a la vanguardia de cada novedad para obtener los resultados en el menor tiempo posible.

En este universo de alternativas, una de las estrategias que más popularidad ha obtenido recientemente es el Inboud marketing, cuya filosofía abandona un poco la idea de vender por vender para enfocarse más en primero ofrecer valor al público para luego, como consecuencia lógica, convertir.

Cuando hablamos de inboud marketing nos referimos a atraer a los clientes con contenido útil, relevante y de valor en cada una de las etapas del recorrido que hace el comprador. Con estas prácticas, los clientes potenciales encuentran nuestra empresa a través de distintos canales: blogs, motores de búsqueda y redes sociales.

La principal diferencia entre inboud marketing y marketing tradicional radica en que el primero no necesita esforzarse por llamar la atención de los clientes potenciales ya que ha creado contenido pensado para abordar sus problemas y necesidades. Eso naturalmente generará confianza y credibilidad para nuestra empresa, lo que oportunamente se traducirá en ventas.

Esta nueva facción del marketing nace ante las demandas de las nuevas audiencias, quienes están cansadas de las formas tradicionales de vender y ahora quieren satisfacer sus necesidades sin que las aborden insistentemente para que compren un producto o servicio.

Origen del inboud marketing

Podemos atribuir el origen del inbound a HubSpot y sus fundadores,  Dharmesh Shah y Brian Halligan. Ambos se conocieron cuando cursaban un MBA. Para ese entonces, Dharmesh tenía un blog que se hizo tan popular entre su público que necesitó desarrollar un sistema para ser más eficiente en su día a día.

Sin embargo, tenía un problema: usaba una herramienta para cada cosa e integrar sus funciones y traspasar sus datos le hacía perder mucho tiempo. Por eso, Dharmesh programó una interfaz para tener acceso a todas las herramientas como si se tratara de un solo programa. Así surgió la idea de HubSpot, una multiplataforma  que Brian Halligan ayudó a potenciar, pero que su público objetivo no comprendió en un principio.

Por esta razón, ambos profesionales decidieron publicar el libro Inbound Marketing: Get Found Using Google, Social Media and Blogs. Esta acción los ayudó a formar a la gente en la modalidad del marketing digital que había nacido.

Netscape también tuvo su rol protagonista en el origen del inboud marketing. Este fue el primer navegador que se popularizó y sirvió de espacio para la creación de los primeros foros y buscadores web, donde los clientes empezaron a dar sus primeras opiniones sobre un producto o servicio, lo cual inició un proceso de democratización de la información. Definitivamente eso cambió el mercado.

Pero las novedades no dejaron de surgir. A esta revolución informática se sumaron las redes sociales, los espacios más directos del intercambio informativo entre comunidades de todo el mundo. Con ellas, las empresas perdieron el monopolio de la información que habían tenido por décadas. Ahora el cliente tenía más poder y, por supuesto, la última palabra.

Este cambio de paradigma obligó a que las empresas empezaran a vender de una manera distinta, a diseñar nuevas estrategias que acompañen al cliente desde que tienen una necesidad (top of the funnel, TOFU), durante su fase MOFU (middel of the funnel) y hasta llegar al BOFU (bottom of the funnel). Este acompañamiento que se hace de principio a fin es precisamente el inboud marketing.

Ahora las empresas tienen que ofrecer valor de una forma no intrusiva. Con las técnicas del inboud, los clientes se acercarán a nosotros gracias a nuestro contenido de calidad. Para cumplir con este objetivo, existen etapas bien definidas dentro de esta metodología.

Etapas del Inboud marketing

  1. Atracción

Para generar tráfico debemos usar todos los recursos del marketing de contenidos, técnicas SEO, PPC, redes sociales, entre otras. Cada uno de ellos debe cumplir una función muy específica dentro de nuestra estrategia. Hay que recordar que la idea es atraer a quienes tiene más probabilidades de comprarnos. Por eso debemos conocer, en primer lugar, qué necesitan y cuándo lo necesitan, para así ofrecerles la información necesaria en el momento adecuado.

2. Conversión

Después de atraer visitantes a nuestro sitio web, la tarea debe ser convertirlos en oportunidades de venta. Para hacerlo, debemos entablar una conversación muy amena y centrada siempre en ellos. Esto se puede hacer a través de mensajes instantáneos, formularios, ebookswebinar, videos, check lists, entre otros. Al captar su atención y obtener sus datos, es fundamental que respondamos todas sus preguntas y ofrezcamos el contenido más relevante y valioso para sus necesidades.

3. Cierre

Con nuestra base de datos armada, debemos gestionar los registros e integrarlos en un CRM o plataforma de planificación de tareas. A partir de allí es necesario activar un flujo de contenidos automatizados, que se envían por correos y están adaptados al ciclo de compra del usuario. Es decir, en nuestra base de datos identificaremos si el cliente está indeciso por comprar, si ya mostró interés en hacerlo o si quiso comprar pero se retractó por alguna razón. El discurso para cada uno debe ser distinto y nosotros debemos tener claro quién es quién para saber qué decir en nuestro camino a la conversión.

4. Deleite

Si conseguimos un cliente es para conservarlo. Mantener satisfecho al público que ha confiado en nosotros es la mejor inversión. Por eso debemos seguir ofreciéndoles información útil e interesante para que ellos se conviertan en embajadores de la marca y recomienden nuestro producto o servicio.

Esta metodología del marketing enfocada siempre en el cliente representa grandes ventajas para quienes lo ponen en práctica. Las principales incidencias se notan en varios aspectos.

Ventajas del Inboud marketing

  • Aumento de relevancia para buscadores: cuando ponemos en marcha una estrategia de inboud marketing, la empresa se hace más visible en los buscadores y recibe más visitas de los canales orgánicos y directos, que finalmente se pueden convertir en nuevos contactos
  • Base de datos nutrida: La información es poder. Por eso contar con los datos relevantes de nuestros clientes nos permite trabajar eficientemente. Además, este volumen de registro aumenta de manera permanente.
  • Mayor alcance: los contenidos de nuestra marca llegan a un público más amplio, lo cual aumenta su valor y visibilidad.
  • Posicionamiento como experto: La empresa que genera contenido constante sobre los temas que domina empieza a percibirse como autoridad de un nicho. Este conocimiento después se puede comercializar fácilmente porque ya tenemos la credibilidad y confianza del público.
  • Branding poderoso: al ofrecer información de valor, la marca se posiciona mejor en la mente del cliente y va ganando terreno de forma sólida en el mercado.
  • Comunicación efectiva y automatizada: como ya tenemos los datos de nuestros posibles clientes, sabemos sus necesidades y destacamos en cual etapa del proceso de compra está, podemos comunicar lo que esperan de nosotros y en el momento preciso.